Wednesday, December 21, 2011

La inteligencia del Corazón VIII, de R.A. Schwaller de Lubicz



VIII

EL DEVENIR, 0 «FORMACIÓN DE LA
SUSTANCIA EN MATERIA», ES EL MISTERI0
DEL «REFLEJO», ES DECIR, EL «FENÓMENO»
QUE ES REACCIÓN. NI LA ACCIÓN NI SU
REFLECTOR (ES DECIR, EL «PASIVO DE SU
NATURALEZA») CONSTITUYEN FENÓMENOS.
LA REACCIÓN ES EFECTO DE LA DUALIDAD
Y, EN CONSECUENCIA, APARIENCIA
RELATIVA.


DE ESTE modo la Triada sagrada ha formado la Naturaleza, el Mundo y el
Universo.

Debemos contemplar este devenir como si hubiéramos asistido al «Fiat
Lux», en el origen de los Tiempos, con la certeza de la experiencia vivida a
través del testimonio ocular. Nada nos impide sentirla, ya que el Tiempo sólo
existe para nuestros sentidos físicos, porque si no, nada se mantendría.
Melquisedec, Osiris, es el sacrificador constante.

Vemos la actividad gracias a sus efectos. La esencia del principio
activo se nos escapa. El mundo interplanetario o estelar es negro, oscuridad
completa, en apariencia. Cuando un cuerpo luminoso pasa, ¿es iluminado por... el
sol? Tal vez, pero será iluminado porque este espacio de tinieblas está, en
realidad, lleno de Luz. La actividad absoluta es Única, es la «Causa causal», en
modo alguno «Causa cósmica», es la unidad, pero no todavía la Unidad ternaria.

Es necesario un obstáculo que «mida» la actividad, que la limite, le dé
un valor, un Número, para que sea natural. Esto supone el Dos, o sea, actividad
y obstáculo.

«No es bueno que el hombre esté solo, pondré a una compañera a su lado.»

La Naturaleza, el Universo, sólo es la Medida del Uno incognoscible-Dios
eterno, Todopoderoso -porque todo está virtualmente en Él, el En-Si. En esta
Medida se incluyen todas las funciones de medidas, las innumerables fracciones
que serán cada vez una criatura de este Universo. Los «codos egipcios» muestran
el profundo Conocimiento de estos Maestros de Sabiduría, para los cuales el
«esquematismo» era sinónimo de muerte.

En realidad, la oposición u obstáculo, no es más comprensible que la
actividad. El cuerpo se opone a esta Luz, oscura para nuestros ojos. ¿Cómo
podría hacerlo si no fuera de la naturaleza del la Luz? El vacío no es un
obstáculo, del mismo modo que el cristal transparente (por ejemplo) no es un
obstáculo para la luz.

Es preciso que la cosa que se opone sea de la misma naturaleza que la
Actividad y sea por lo menos de menor actividad. Esta sustracción es
precisamente el campo de las variedades, pero sustracción se convierte en
división en un medio homogéneo.

Supongamos por ejemplo que la leche sea un medio perfectamente
homogéneo; si la sustancia grasa se convierte en nata esta homogeneidad se
rompe. Tendremos un suero acuático y mantequilla. habrá habido división, lo
Activo se habrá manifestado por oposición. Lo Activo habrá sido un estado
energético denominado ácido.

Este ácido será comprensible como provocador de la separación del medio
homogéneo en agua y grasa; pero desde la primera separación ya existe lo
«activo» y el «obstáculo» porque la energía ácida habrá actuado, encontrando en
este medio la posibilidad de actuar, es decir, dos cosas separables. Entonces la
leche líquida se habrá manifestado en sus componentes y cada uno tendrá un
carácter definido; no serán semejantes aunque procedan de una misma cosa. Este
sencillo ejemplo puede ilustrar lo que queremos decir.

No sabemos qué es la Energía, pero se muestra como actividad bajo
aspectos muy variados, según el medio. En nuestro ejemplo será ácida y todo
aquello que complemente a este ácido será alcalino. Después de la separación
encontraremos un agua ácida y una grasa alcalina, si está absolutamente separada
y es pura.
Ahora bien, en este mundo imperfecto, lo ácido tiende a transformarse en
alcalino y lo alcalino en ácido. En este caso la luz será lo ácido y lo que se
opone lo alcalino, es decir, «menos ácido»; lo que se ve es la grasa, porque
está separada del agua, es decir, la luz del cuerpo Iluminada en la oscuridad.

La luz que vemos sólo es reacción; la Luz actuante es Causa; el
obstáculo, o «menor luz reaccionante», será lo pasivo.

Adán se reconoce en Eva, es decir, reconoce la carne y la sangre que era
sin saberlo. Antes tenía el Conocimiento, al estar fundido con su Causa; ahora
sabe. Son las dos inteligencias, siendo la cerebral la caída de la otra, imagen
del Creador, pero limitada.

Esta explicación podría parecer «el Esoterismo» de las palabras del
Génesis, pero no es más que una simple explicación, una «Cábala», una exégesis.

El Esoterismo es otra cosa.

Todo el Universo, o Mundo de los fenómenos, es la Unidad dualizada,
apariencia -como la materia reflejada- de una actitud contra su propia
disminución o resistencia.

Es la parte de Actividad perdida, sin que por ello se vea disminuida la
Actividad absoluta, que será la «cantidad» de las cosas. Por ejemplo: si
quisiéramos empujar a un móvil que se desplazara a la misma velocidad que
nosotros no podríamos. La diferencia de velocidad constituirá la cantidad de
nuestro esfuerzo. No podemos renegar de este «absurdum» según nuestra
inteligencia cerebral, porque incesantemente se produce ante nosotros este
misterio del «Fiat Lux».

Podemos describir lo que se ha producido, pero no podemos explicar el
por qué y entonces debemos recurrir a otro sentido que nos revelará el
Esoterismo, el misterio.

Si no podemos describir este esoterismo que hemos conocido, sí podremos
al menos cumplirlo conscientemente, ponerlo en práctica.

Pero hay que recorrer muchas etapas para ello.

El principio de la re-acción (del reflejo) es la ley del fenómeno vital.
Todo lo que aparece es efecto de la re-acción. Un organismo vive por su facultad
de re-acción. Ni los alimentos ni los medicamentos podrían vivificar o curar sin
esta re-acción. El sonido, la luz, todos los efectos de la energía son
re-acción. No puede crecer nada sin esta re-acción. Los cambios de sistemas
sociales naturales o artificiales son re-acción. La re-acción es una
modificación de la acción en el sentido de una dualización.
Re-acción es la herencia que recibe el niño del padre y de la madre, el impulso
de vida y la sustancia que la recibe y forma un cuerpo vivo. El día comienza con
la noche lunar, luz reflejada, sustancia en la cual puede entonces continuar la
acción del día solar activo. ¿Existiría el Fuego natural sin combustible? El
Fuego sin combustible es la Causa Causal.

Naturaleza significa dualidad, estabilidad por equilibrio.
Pero los que se elevan son los que rompen esta estabilidad y saben desunir para
buscar en las partes lo que es eterno. Eterno es Igual a eterno: ya no hay
entonces más separación.

Correr detrás de lo Absoluto es tan absurdo como correr detrás de la
seguridad de la estabilidad mediocre; pero romper ésta sin saber tratar las
partes del todo no conduce a nada, es destrucción. Reducir lo que es, deshacer
lo que está hecho, destruir lo compuesto y juntar las partes es el único poder
del Libre Albedrío, la elección en la cantidad. Es negativo. El poder del
Espíritu polarizado es generar los cuerpos. El poder de la Consciencia es
purificar, quemar lo destructible de las partes para unificar finalmente lo que
estaba dualizado.

No comments: