Monday, April 16, 2012

Sometimes I feel so frail so small...

Me

Six thoughts at once I can't focus on one
Seven days a week but my life has just begun
So caught in emotion and I'm overcome
As I'm falling down I come undone

Sometimes I feel like I'm alone
Sometimes I feel like I'm not that strong
Sometimes I feel so frail so small
Sometimes I feel vulnerable
Sometimes I feel a little fragile

In six thousand years what will this mean
Words from the heart or a melody
So caught in emotion and I'm overcome
As I'm falling down I come undone

If people can see right through my eyes
Like an open door that I can't disguise
I won't be afraid from the tears I cry
I'll not run I'll not hide this is how I feel inside.

1 comment:

Luján said...

Del dolor se lo que humanamente se sabe, pero tratar de comprender el tuyo que sé es más que del alma, espiritual,es una tarea imposible para nosotros los mortales, imposible también explicarnos como debemos actuar ante el dolor en seres inocentes como tú, uno siempre guarda la esperanza de que en esta vida efímeramente humana a los ángeles nada puede vencerlos pero por alguna razón tú eres de naturaleza conjunta, es decir siendo ángel tienes la sensibilidad de un super-humano, tal parece que te ha tocado llevar a cuestas el trabajo de mostrarnos como se ama a través de "la inexistente distancia" como tu la llamas desde la forma en que prodigas tu amistad, siendo la viva imagen de un sufrimiento más allá de nuestra comprensión humana, y aún así eres capaz de proyectar un corazón de oro. Toda la energía volcada desde tu creatividad en letras que cobran vida en la retina de quien te lee, tiende ha fluir hacia el corazón de cada ser para consagrar el amor que tus padres y la familia donde naciste supieron sembrar en tu espíritu y alma. A ellos agradezco darle a este mundo la oportunidad de conocer el significado de la amistad divina prodigada por ti. Donde quiera que tu desees estar en cualquier plano de la existencia o dimensión sensorial espero que tu luz siga brillando para consuelo de todos, pidiendo al Padre celestial que primero sea su voluntad y de ser posible que quite el trago amargo que pasas, para con ello darte la oportunidad de también enseñarnos su misericordia a través de tu alivio completo y dicha con tu esposa. No solo yo te quiero mucho sé que Dios lo hace más que todos pero también sé que quien te ama está a tu lado siempre. Un abrazo con el espíritu.