Saturday, July 2, 2011

La Puerta Oscura, de David Lozano.


¿Os atrevéis a cruzar el umbral de la Puerta Oscura?
Recomiendo la lectura la Trilogía.

 Imagina siluetas de tumbas en la penumbra, el quejido helador de una losa deslizándose sobre la piedra hasta caer al suelo, entre la tierra removida. Todo bajo el resplandor metálico de la luna llena.
Imagina la noche extendiendo sus sombras amenazadoras sobre viejas mansiones de puertas rechinantes, sobre oscuros callejones que atraviesas a paso rápido, mientras notas el golpeteo inquietante de tus propias pisadas. Y su eco. No hay nadie cerca, estás solo. O a lo mejor no. Un ruido seco acaba de dejarse oír en las proximidades, una interferencia que no encaja con el desolado paisaje urbano que te rodea.
¿Hay alguien ahí? ¿Hay algo ahí?
Escuchas el viento gemir, agitar las ramas susurrantes de esos grandes árboles cuyas siluetas retorcidas parecen inclinarse sobre ti, extendiendo sus extremidades nudosas para atraparte y hacerte desaparecer.
Para siempre.
Sin testigos. Vuelves a percibir un ruido, esta vez más cerca. Y ese olor extraño y repugnante que te alcanza en oleadas sinuosas. Olor a corrupción, a carne putrefacta. Y sientes miedo. Presientes que la muerte viene a buscarte, ha enviado a un tenebroso emisario. Comienzas a sudar. Te encontrará. No puedes esconderte de la muerte. Queda todavía tanto hasta el amanecer… Esta es la atmósfera que se respira en La Puerta Oscura. Llega la noche, momento de adentrarse en esta historia, de iniciar la lectura de sus páginas y con ella un remoto viaje de pesadilla. Las aventuras que te marcan suelen describir largos trayectos, pero ninguno como este. Nadie puede concebir una distancia mayor, más infinita, que la que separa la vida de la muerte. Y, no obstante, ese es el viaje que se dispone a hacer, sin saberlo, el joven protagonista de La Puerta Oscura: Pascal. A quien conocerán como el Viajero.
Una ruta por la oscuridad, por las regiones más inhóspitas que ningún vivo puede visitar. El camino del Infierno, la senda de los Condenados. Un horizonte lúgubre que obligará a Pascal, a sus quince años, a enfrentarse no solo a peligros desconocidos sino a sus propios miedos. Desde su verdadero mundo, el joven contará con la ayuda de algunos amigos y de una extraña vidente. Pero en su persecución del Mal tendrá que adentrarse solo en la noche eterna, allí nadie puede acompañarle. Tampoco puede eludir su destino. Días antes, al atravesar de forma accidental La Puerta Oscura, un oculto umbral que comunica con las tinieblas, ha adquirido la condición de Viajero entre mundos. Y eso no tiene vuelta atrás. Pascal descubrirá, a lo largo de ese periplo irreal al que se ve arrastrado, criaturas, paisajes y riesgos que nunca imaginó. Ni en sus más terribles pesadillas.

No comments: