Friday, July 8, 2011

La Noche va de Estrellas...

Y reflexionando, dejo volar mi Imaginación....

Las estrellas del firmamento creado son portales, todas ellas conducen a un punto infinito. Ningún ser humano está dotado, a priori, del poder para llegar a ellas con su mente; el Logos, no quiso porque sabía que si dotaba a sus criaturas de ese poder, serían más dioses que él.
Así, Alioth es un portal, Mizar, otro.... Thuban y Giausar, otros.... Hasta Sirius es un portal, Rigel....
Mi portal favorito Saiph, situado a 721.58 Años luz, lo uso para trasladarme a ciertas dimensiones a las que nadie llega:
 Mi propia Mente.
Lo mismo con Alphard, más cercana, a 177.26 Años luz...
Tengo el firmamento creado en mi mente, y el Increado, grabados de tanto contemplarlo y estudiarlo. No necesito observatorio astronómico, sin embargo, no niego que hoy deseo ir a manipular ciertos terminales para enseñarle a mi Diosa Aria, las maravillas que se ocultan tras un Portal Infinito llamado Orión....

La Noche va de Estrellas... Creadas e Increadas... Y de portales, filosóficos y fácticos.

Texto escrito por mí, mirando las estrellas del firmamento.
Una reflexión poco común, hermética e inexplicable, porque los entresijos de mi Mente sólo son comprensibles para mi Diosa Aria... y yo mismo.



2 comments:

Luján said...

En realidad no es hermético para espíritus despiertos, solo está llena de la magia de un amor viciado en el interior cosmológico del Ser, los entresijos claro que serán para quien te completa por el sendero del misticismo, mis estrellas favoritas, el cinturón de Orión. Acá les llaman los viejos "Las tres Marias". Saludos.

Raziel said...

Así es Amigo. Los seres despiertos tienen la capacidad para trascender textos herméticos, los seres dormidos no.